Las obras de Desi Civera y Carmen Main funcionan a compresión y a tracción,materializando en su estructura formal y conceptual los esfuerzos de la materia pormantenerse estable. Conforman sistemas de resistencia en los que los materialesse ponen a prueba, y lo que en el lienzo se tensa se tensa en el espacio.Una presa, una piedra, una pierna muestra un trabajo dislocado en dos artistas ydos espacios, en múltiples antes y después, y por lo tanto con una infinidad de ejesque vertebran una producción en diálogo.

Entre Purī y Madrid se tejen idas y venidas, momentos de espera y reacciones. Laconciencia de una primera visita a la ciudad del Golfo de Bengala, al noreste de laIndia, centra la mirada en una resistencia que parece inherente al lugar, y que tomaforma en los materiales presentes en el entorno urbano, en cuya superficie pareceexpresarse una fuerza interna dormida pero a punto de despertarse. Esta intuiciónviaja de vuelta a Madrid, y comienza el trabajo en diálogo a partir del registro y el archivo.

Sin embargo, la tensión, acumulada a lo largo de una sucesión de tiemposdiferenciales aparentemente imperceptibles, en realidad ha estado desde elprincipio latente en las imágenes que encontramos en Una presa, una piedra, unapierna. Y cuando la naturaleza libera esta tensión latente –tras 20 años de relativacalma un ciclón vuelve a tocar tierra en Purī, haciendo de nuevo de este territoriosu punto de agarre, apoyando en él una pierna– encuentra a las dos artistas en elestudio, ya trabajando alrededor de esas mismas imágenes, que repentinamente yante su mirada comienzan a vibrar, emergiendo por su propia fuerza a la superficiede la materia. La clave en este caso reside en dos hechos: esa materia ya estabadispuesta –ya había sido trabajada– y esa expresión se produjo en presente ante –por– la mirada de las artistas: no se perdió, fue apresada.

Las fuerzas de la naturaleza confirman aquello que ya se había experimentado enel estudio y al revés: que existe una memoria de la materia que se fortalece a lavez que se repiensa y que esta, a través del trabajo con las manos, encuentrasiempre una combinación de fuerzas, cada vez más ingeniosa y cada vez másimposible, que le permite permanecer en equilibrio.

Jorge Suárez-Quiñones Rivas


CARGO COLLECTIVE, INC. LOS ANGELES, CALIF. 90039—3414